5
(1)
¡Hola a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien <3 ¡Ya estoy en el día catorce! Me falta nada para terminar, y hoy toca tema de LGBTIQ —Lesbianas, Gay, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer— y la verdad es que yo conocía a los primeros cuatro nada más que fue ponerme a buscar más a fondo en Internet y enterarme de esto y de qué es un Queer, algo que en mi vida había escuchado realmente —ya saben que el reto es más productivo de lo que parece (?)— e incluye a los pansexuales, demisexuales, asexuales y un largo etc., que son todas las personas que no entran en ninguno de los grupos anterios.
Día catorce: LGBTIQ
Una noche en el bar

Por supuesto, Mamá era una de las que más gente atraía al local. Su pelo negro y lacio y su actitud tan alegre y despreocupada era lo que la hacía ser una verdadera joyita entre todas las personas de allí, sus empleadas y sus clientes.

Someya, lucía esa noche un traje de gala de corte chino ¡era noche de gala en el bar! Y por supuesto, todas sus muchachas lucían hermosos atuendos mientras servían las mesas de sus clientes y le daban sus atenciones. Y ella no era menos, que el vestido le quedaba mejor que a una mujer, eso era seguro.

Era miércoles y aun así, estaba todo muy animado que era común salir a tomar un trago en las noches y ahora que Ayase trabajaba con ellos, iban muchos más clientes que se veía realmente adorable con el traje, tanto así que parecía una verdadera niña. Y ella se sentía orgullosa de eso. Y aunque estaba muy feliz, aun le faltaba para encontrar algo más que le hiciera feliz.

Más, aquella noche todo podía cambiar al ver al esbelto extranjero que había entrado y se había ido a sentar a una de las mesas del fondo. Saki quiso ir a atenderlo pero Someya ya le había echado el ojo así que ella fue quien lo sirviera. Se presentó con su habitual sonrisa y tomó su pedido para luego, ir meneando las caderas sabiendo que él la seguía mirando hasta desaparecer en la cocina y volver con su orden. Primero el trago, luego la cena que el menú de aquella noche se había concentrado en la comida china y había una gran variedad de platos por probar, como siempre, innovar era lo que los mantenía siempre vigentes.

Se sentó a su lado y comenzaron una larga charla. El acento inglés se le notaba al hablar, sin contar que aún no pronunciaba bien algunas palabras, pero fue divertido ver como se tomaba todo y aceptaba las correcciones de ella. Tan bien fue que la pasaron que llegó la hora de cerrar sin que ambos se dieran cuenta, viendo la luz del día entrar por las ventanas del local, percatándose de que toda la noche había pasado entre la divertida charla y los tragos.

Pagó la cuenta y le dejó una tarjeta a Someya con un nombre y un número de teléfono, pidiéndole que lo llamara lo antes posible para repetir el encuentro. Ella sonrió tomando la tarjeta con ambas manos y mirándola durante largo rato después de que se fuera. Hasta que llegaron sus muchachas a preguntarle qué tal le había ido, llegando a contarle lo de salir una vez más. Quien sabe, quizás aquel hombre rubio de ojos verdes fuera el que le diera justo lo que ella andaba buscando.

¡Y aquí llegó! Someya es un personaje de Okane ga nai. Es un travesti y tiene un bar nocturno donde trabaja con otros travestis. ¿A qué se refiere con atender? Pues, el bar se caracteriza porque las meseras pasan la noch con los clientes, pero no en el sentido sexual de la palabra —que son bastantes mojigatos—, sino que lo acompañan con tragos, algún mimo —como sentarse en su regazo— o abrazarlos, sin contar los halagos, cosas por el estilo, además de servirlos, que como bien saben, las tradición japonesa cuenta con que las mujeres sirven a los hombres —cuando se le acaba la bebida alcohólica, es ella quien llena la copa, por ejemplo— y todo por el estilo. El bar lo que hace es eso para aquellos que disfrutan de la compañía de hombres vestidos de mujeres (?).

¡Espero les haya gustado!

¡Un fuerte abrazo!

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 5 / 5. Votos: 1

¡No hay votos! Sé el primero en decir que te gusta

2 Comments

  1. Kath Hartfiel 16 octubre, 2016 at 9:48 am

    ¡oh! Ha sido muy interesante y entretenido. Me gustó bastante.
    ¡Un abrazo!

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 17 octubre, 2016 at 3:07 am

      ¡Gracias! Me alegra que te haya gustado <3

      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *