5
(1)

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Ando algo atrasada con el reto, pero con ganas de continuarlo, al menos, voy a intentar andar más seguido por aquí así lo completo, que la idea era hacerlo de corrido y me salteé un par de días ya :,D Espero hacer los que faltan a tiempo.
Fue un tema difícil porque no sabía cuál elegir. Al final, terminé agarrando el papel y salió algo que tuvo que ver conmigo pero que no es exactamente de esa manera, pero la esencia es lo que queda ¿no?

Día siete:un relato sobre una vivencia pasada.
Pasado
Se había cansado ya. Aunque lo amaba, había aprendido a amarse ella también y por amor propio, sabía que lo mejor que podía hacer era acabar todo. No podía seguir pasando cosas por alto por eso mismo: se quería más ella. Pero, aun lo amaba a él y por eso, la despedida era tan dolorosa. Lo amaba pero había aprendido que el amor es de dos y que quien más penas te trae no es alguien que te quiere de verdad.

Aun asi, lo quería. Y fue más duro comprobar que él no la quería como ella a él. Apenas un mes había pasado cuando lo vio declararse a otra mujer, susurrándole palabras de amor, exactamente las mismas que antes juraba sólo iban dedicadas para ellas. El vacío se apoderó de su corazón y aunque quiso llorar al saberlo, al sentirse tan poco valorada, sabía que era lo mejor. Ella lo había dejado ir, pero en algún momento, pensó significar algo en su vida. Y no.

Con pesar, huyó de ahí antes de que le dijera que era la única mujer que lo había hecho sentir vivo. No quería oir esas palabras dirigidas a otra. Ella apenas había logrado sacarlo de su cabeza y él, ya formaba una vida nueva. Por eso, llegó a su casa, cerró lo puerta y cayó al suelo, derramando sus últimas lágrimas para que finalmente él se convirtiera en un triste y viejo recuerdo.

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 5 / 5. Votos: 1

4 Comments

  1. Kath Hartfiel 3 mayo, 2016 at 3:02 pm

    ¡Oh! Que triste… que cosa más incómoda y triste.
    Que penita… saber que la persona que creías que era para ti no lo es. Es chungo.
    Bonito y triste.
    Nos seguimos leyendo.
    😀

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 4 mayo, 2016 at 5:56 am

      Es incómodo, impotente, triste y aberrante. Llegas al momento en qué piensas qué pasaba por tu cabeza en esos momentos. Pero se supera, por suerte xD

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Reply
  2. Meg Raven 3 mayo, 2016 at 8:32 pm

    Desgarrador pero cercano, ya que creo que todos nos hemos (por desgracia) familiarizado con experiencias similares. Precioso texto y preciosa iniciativa, suerte con esos 31 días de textos 🙂

    Aquí tienes una nueva seguidora. Espero que te pases también por mi blog y así podamos leernos a partir de ahora 🙂
    Un saludo!

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 4 mayo, 2016 at 5:57 am

      Una verdadera tristeza, es cierto. Pero es lo que fortalece el cáracter (?)

      Gracias por pasar, ya chusmearé tu blog <3

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *