¡Hola a todos! ¿Cómo están? Vengo con reto nuevamente y ahora, tocaba hacer un relato con dos de mis mayores miedos. Y la verdad es que mis miedos no me han inspirado nada, pero leyendo un par de noticias, me di con un par que sí son para dar miedo. Últimamente, parece haber muchos más de estos ‘muertos que reviven’ , creo yo, por errores médicos que, hasta donde las noticias hablan, ninguno de los pacientes sufría catalepsia o un mal que justifique su resurreción en el entierro, velorio o morgue, que he visto que hay para elegir de estos casos —y para pegarse un susto de muerte, que, que te levante el muerto cuando ya lo has llorado no es cosa de risa (?)—.

Y en base a eso —que siendo muy sincera, es algo que me da terror a veces—, surge el relato.

Día treinta y cinco:Piensa en tus miedos más oscuros. Haz un relato en el que a tu personaje le pasen al menos 2.
Ataúd
Creyó que estaba todo bien, después de aquel largo sueño. Estaba cansada y mareada, fue entonces cuando notó que el espacio a su alrededor se había reducido. Estiró su brazo y se dio con una madera. Intentó moverse pero el mullido colchón que había debajo de ella y los laterales, le confirmaron su peor miedo: había sido enterrada viva.



Indice

Y hasta aquí el relato. Me dio cosita de sólo terminarlo >.<

Espero que les haya gustado.

gustado.

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos / 5. Votos:

4 Comments

  1. Kath Hartfiel 4 agosto, 2016 at 1:16 pm

    ¡Oufff! Que tétrico. Me ha dado cosita y todo. ¡Ufff! Que miedo, que miedo… pero me ha gustado mucho.
    ¡Cuídate!

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 5 agosto, 2016 at 2:28 am

      La verdad es que a mí me pasó igual xD Ser enterrado vivo es un horror.

      ¡Cuidate!

      Bye!

      Reply
  2. Mia Lozano 4 agosto, 2016 at 6:07 pm

    ¡Joder! ¡Eso si que me ha traumatizado! ¡Que tengo claustrofobia,por favor! T_T Espero no tener pesadillas con morirme encerrada o asfixiada. Arggg

    Saludos!

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 5 agosto, 2016 at 2:28 am

      Me pasa lo mismo, me asfixio en espacios chicos, cerrados, así que los evito. Pero me vino genial para el reto.

      ¡Un abrazo!

      Bye!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *