0
(0)
¡Hola, hola, mis queridos soñadores ¿Cómo están? Escuchaba un poco de música me inspiré para escribir esto. Tenía el reto de Ginebra en pendientes ¡Y es una estupenda oportunidad para sumarme con un relato! Aunque tenía algunas condiciones, que ahora les cuento 😉 Trataba de los elementos y entre todo ello, había una serie de pautas para escribir. Elegir elementos, sentimientos y palabras y yo elegí las siguientes:
Fuego
Júbilo
Serendipia: hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.

Como va fuera de la convocatoria, porque éste lo hice y no lo publiqué en su momento, me extendí más de la cuenta +w+

A su vez, si quieren leer más de estos personajes, los invito a pasarse por Si perdemos el control, donde encontraran mucho más material de ellos <3

Atraviesa el paraíso
Quiso,
quiso decirle algo al respecto. Una hora llevaba en esa banca ¡una maldita
hora! Y él llegaba y ni si quiera se disculpaba de su demora, adjudicando la
misma a que seguía a una mujer que le era infiel a su marido y que cuando se
estaba por ir, es cuando más interesante se puso el tema, quedándose un rato
más a grabar y sacar fotos para pasárselas a su cliente.

Kysa
sintió un tic en la ceja y unas tremendas ganas de mandarlo a pasear en ese
preciso momento ¿por qué tuvo que aceptar la cita? ¿Por qué? No lo entendió
hasta que alzó la vista y vio el fuego
en su mirada, en esos intensos ojos verdes que se clavaban en ella y la hacían
sentir de aquella manera que la dejaba sin palabras. Ofuscada, querida y
dispuesta a todo. Justo ahí, cuando veía esa llama en su pupila, con esa
expresión confiada, la sonrisa cobijada por una incipiente barba y lo hoyuelos
de su boca, sabía que no podía negarse. Decía sí sin pensarlo. Y eso le llevaba
una hora de acumulada frustración y deseos de colgarlo del árbol más alto de la
zona. Sin embargo, con toda la paciencia y templanza que era capaz de disponer,
inhaló el aire lentamente y contó hasta diez y lo soltó. Cerró los ojos y antes
de nada, sintió la mano de Morgan sobre la suya y sonrió. Y hubiese sido
perfecto si su mirada no se hubiese dirigido a su escote a decirle que vestía
como una monja en monasterio.

Se acabó
la magia y contar hasta diez ya no era suficiente.

—¿Cómo
piensas seducirme si no muestras un poco de carne de vez en cuando? —dijo Morgan
comenzando a andar a su lado.

—Nunca he
intentado seducirte y aun así, insistes en salir conmigo.

—Y tú no
has dicho que no, así que, a lo mejor, debo enseñarte a seducir —se mofó y
recibió un golpe en su brazo derecho, mientras ella inflaba los mofletes
avergonzada por lo que acababa de oír del detective.

Heather
le había advertido sobre algunas cosas de Morgan, jamás sobre lo desubicado que
podría ser para hablar de ciertos temas tan… poco apropiados. Kysa no sabía por
dónde encararlo y decirle que había ciertas cosas que estaban fuera de lugar,
así que decidió obviarlo y preguntarle a dónde irían.

El
detective había asegurado que iba a mostrarle un lugar excelente ¡el mejor de
la ciudad! Estaba tan eufórico de haberlo dicho que estaba segura que, si no
tuviese su cojera, hasta habría bailado de la emoción.

Y no era
nada de lo que ella esperaba ¡en lo absoluto!

Era un
puesto de tacos cualquiera que estaba ubicado en una zona muy concurrida y no
por la gente que ella acostumbraba a tratar. Sí, muchas veces tenían que ir por
zonas carenciadas y no muy bonitas por trabajo ¿pero esto? Era el peor de los
chistes. Si Morgan esperaba molestarla o causarle algún tipo de rechazo ¡lo
había conseguido!

—Ven,
siéntate —le dijo golpeando el taburete alto que estaba a su lado.

Ella lo
miró haciéndole una pregunta sin mencionar palabra.

—Sí, en
serio vamos a comer aquí. Son los mejores tacos de toda la ciudad. Siéntate
—imito el gesto de nuevo y ella no tuvo más remedio que respirar profundo y
sentarse a su lado. Podría haberse ido, pero no lo hizo, estaba segura de que
prefería soportar una hora con Morgan molestándola por comer ahí y no todo un
mes con él siendo insoportable porque no quiso comer tacos con él en ese
puestito.

Kysa estaba
segura que tenía qué enseñarle bien a qué se refería con “el mejor sitio de la
ciudad”. Cualquier persona normal pensaría otra cosa. Un lugar en algún sitio…
no glamoroso, pero sí que se viera mejor que ese puesto de lata en el que
estaban esperando la comida. Eso sí.

Se acomodó
a su lado e hicieron su pedido en cuanto uno de los dependientes los atendió,
algo que no demoró demasiado en realidad, pues, apenas los vio, se acercó a
ellos y tampoco tuvieron mucho tiempo para tomar una decisión. Morgan iba
decidido y prácticamente, había ordenado por ella, incluso, la bebida. Y apenas
llegó la cerveza, ella dio un buen trago de la suya.

—Morgan,
¿Cómo se te ocurre que éste es un lugar bonito para una cita? —Le reclamó con
un tono de molestia muy obvio en su voz, algo que él simplemente ignoró y bebió
cambiando el tema rápidamente.

—Aún creo
que esa ropa no es propia de una cita —le señaló— ni si quiera usas una falda o
un vestido —dijo mirando sus piernas. A él le encantaba molestarla de todas las
formas posibles y ver lo rápido que era capaz de hacerla enojar con pequeñeces
como esa o que le respondiera en el mismo tono que él usaba, eso sólo hacía que
se emocionara más para seguir cualquier discusión.

—¿Sólo
puedes pensar en verme desnuda?

—Sería
más interesante si no tuviera que pensarlo —dijo arqueándole las cejas con una
mirada picara, lo que no duró mucho en el momento que se generó un apagón en la
zona. Los edificios altos de los alrededores y el poco alumbrado público
funcionando hicieron que la oscuridad se volviera más densa y difícil de ver
más allá de sus narices. aun en ese momento, Morgan tanteó la mano de Kysa en
la oscuridad y la jaló hacia él— quédate cerca de mí —le ordenó poniéndose de
pie.

Lo que
sucedió al siguiente segundo, los dejó a todos boquiabiertos. Del cielo y
envuelto en llamas, un demonio cayó en picada y sólo se escuchó un grito
profundo en la oscuridad, provocando aún más miedo del que las pocas personas
que estaban ahí sentían.

—¡No te
muevas! —volvió a cambiar de parecer el detective, y salió corriendo en medio
de aquellas palabras, dejando a Kysa junto al puesto.

Ella intentó
detenerlo, sabía que Morgan ya no estaba para esos juegos, pero intentar ir en
su contra era como detener una avalancha: resultaba imposible. Fue sólo
entonces que supo la razón por la que la había llevado a ese puesto de dos centavos
en un lugar tan aislado de toda la ciudad: seguro él sabía que tenía un
misterio que resolver y con ella y la cita, la razón perfecta para estar ahí.

Por si les ha quedado la espina de qué canción era, les dejo aquí abajo. Como está en japonés y no tiene traducción, les hice una rápida para que entiendan la letra <3

Sincerely
1時間 遅刻して
La primera vez que llegué tarde
デートの場所ったあの
Fui corriendo al lugar de nuestra cita
わずに
Tú no dijiste nada
めて 微笑んだね
Aguantaste las lágrimas y me sonreíste
なんて 言葉だから
Porque el amor es una palabra tan embarazosa.
しのしろいハンカチ
Saque un pañuelo desteñido
なにげなく しておくよ
Y te lo entregué para secar tu rostro.


Sincerely

Sinceramente
100万回I love you” よりも
Dije más de un millón de veces “Te amo”
えたいいは
Y es el sentimiento que quiero transmitirte.

Sincerely
Sinceramente
ハートの温度めないように
Tú cálido corazón no conoce el frío
を 
Reunamos nuestros sueños y soñemos
行方急がずに
Y sin prisas, llegaremos al lugar en donde habita el amor.

天気子報いて

Cuando escuchaste el pronóstico del tiempo
さなをバッグにれてる
Pusiste un pequeño paraguas en tu bolso
慎重すぎるった
Me reí de lo precavida que puedes ser
のシャツはびしょうれだよ
¡Mi camisa puede mojarse un poco!
性格うけど それでいいね
Somos diferentes, pero eso está bien. Es agradable así.
つので たい
Y si de casualidad la lluvia nos refugia
さりげなく えたら
Bajo el mismo paraguas, nos acercará el uno al otro.


Sincerely

Sinceramente
恋愛映画のヒロインじゃない
No eres una heroína de esas películas de amor
素敵だから
Pero eres maravillosa (como eres)

Sincerely
Sinceramente
素顔のままでつめおうよ
Miremos a los otros con nuestras verdaderas caras(1)
らない
A través de nuestros corazones sin ornamentos.


Sincerely

Sinceramente
100万本薔薇よりも
Daría más de un millón de rosas
りたい気持ちは
Para demostrarte mis emociones

Sincerely
Sinceramente
二人距離れぬように
Acortaremos las distancias entre nosotros
言葉よりもおう
Transmitiendo estos sentimientos que no se dicen en palabras
がさずに
Aceptando esta premonición del amor.

 

(1) Los japoneses tienen la creencia de que las personas tienen tres caras. La primera, es la que se muestra a todo el mundo, la segunda, a los amigos y familiares y la tercera, es la que muestra lo que verdaderamente somos y nadie conoce, de ahí que diga esto del verdadero rostro.

¡Un abrazo!

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 0 / 5. Votos: 0

¡No hay votos! Sé el primero en decir que te gusta

8 Comments

  1. Campirela_ 4 marzo, 2019 at 9:33 am

    Buenas Roxana , aunque ya se haya pasado el reto de nuestra bella Ginebra siempre es bonito leer tus textos , porque siempre nos dejas es magia tuya y ese saber contar historias como ha sido en este caso ..Precioso sobre todo imaginarse a ese demonio cayendo y ver como los asistentes sus bocas no podían cerrarlas ..
    Amiga tu imaginación nos hace volar y eso es lo que se pretende cuando leemos ..
    Mi abrazo con cariño y mis deseos que estés bien y seas feliz.

    Reply
    1. Roxanabr 6 abril, 2019 at 10:15 pm

      Voy super atrasada con todo, así que de alguna forma, debo ir cumpliendo, aunque sea fuera de tiempo 🙂
      Me encanta leerte y saber que te inspira tanto mi escritura.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  2. El Demiurgo de Hurlingham 4 marzo, 2019 at 2:16 pm

    Me gusta lo que imaginaste. Me recuerda a algunas escenas de película, como que esos lugares son el mejor lugar.¿Que se vendrá en la continuación?
    Bien contado.
    Besos.

    Reply
    1. Roxanabr 6 abril, 2019 at 10:16 pm

      Gracias, intentaré subir la continuación en esta semana, sin falta <3
      ¡Besos!

      Reply
  3. J.P. Alexander 6 marzo, 2019 at 1:36 am

    Me encanto la canción y el relato estuvo genial

    Reply
    1. Roxanabr 6 abril, 2019 at 10:17 pm

      Gracias, que bueno que lo hayas disfrutado <3
      ¡Un abrazo!

      Reply
  4. yessykan 7 marzo, 2019 at 3:46 pm

    Interesante capitulo.
    Muy linda esta pareja, Morgan le gusta fastidiar de vez en cuando a Kysa.
    No sera la mejor vista, pero debe haber algo importante en ese lugar para que la invitara precisamente allí para una cita. El final me sorprende con la caída de ese demonio. Que pasara con Morgan? Que linda cancion, me gusto mucho!
    Abrazo!

    Reply
    1. Roxanabr 6 abril, 2019 at 10:17 pm

      Me encanta eso de Morgan, que a pesar de todo, se llevan bien XD aun con esas bromas pesadas.
      Espero subir en esta semana la continuación de la historia <3
      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *