5
(3)
Reto de la semana: Decepción

Tabique
Estallido
Nuevo

Y me convierto en lágrimas
Era un día como cualquier otro. Revisar la lista de compras, ir al supermercado, comprar el shampoo para los perros, ir a pagar las cuentas. Y ahí estabas tú. Verte fue una sacudida de mis vertebras, mis convicciones y mis fuerzas.

Ojalá que no me vea.

Ojalá que no me vea.

Ojalá que no me vea.

Cerré los ojos con fuerza y caminé rápidamente. “Ojalá que no me vea” ese iba a ser mi mantra, mi capa de invisibilidad. Iba a cruzar, cambiar de vereda y sentí mi nombre de sus labios.

—Miranda.

No lo escuché, finjo no haberlo escuchado. Mi mantra pierde poderes y me siento vulnerable.

—Miranda.

Volteo y suspiro tan profundo buscando un poco de valor en cada uno de mis músculos, de mis tejidos, de mi sangre ¡de donde sea! El alma se me estaba haciendo agua y no había represa que pudiera pararla.

Siento como todas las grietas en mí se van abriendo, me siento de cristal y él me vuelve a llamar y tengo que levantar la mirada y mostrarme como si nada me pasara. Y hay algo en tu mirada que siento como si me brindara una descarga… ¿Por qué tenías que aparecer ahora? Sonriéndome y llamándome como si nada ¿Por qué?

Tus ojos brillan como aquel día; los míos están cargados de amargura. No puedo creer que aún me causes tanto y sigas tan igual que siempre. El mismo corte de cabello, las cejas bien marcadas, el tabique de tu nariz que hacia el techo a aquellos carnosos labios con el mismo bigote que siempre los enmarcó.

¿Por qué me hago daño sólo con mirarte?

—¿Cómo estás?

—Bien, bien —mentí, quería irme antes de que las fuerzas me faltaran— ¿Tú cómo has estado?

Malditas formalidades.

No sé cuánto más me dure la fachada ¿Todavía me amas? Yo no he te he olvidado… a pesar de todo, las decepciones, las mentiras, tu desidia… ¿De dónde sacas la fuerza para sonreír tan radiante mientras apenas me mantengo intacta?

—He querido hablarte…

Mi mundo pierde el equilibrio ¿Por qué me desestabilizas así? Odio ese poder que tienes en mí. ¿Por qué es tan difícil quitártelo? Siento un estallido de emociones contradictorias. Miro al piso y veo su reloj, miro mi muñeca apurada.

—Tengo que irme. Fue lindo verte.

Dos mentiras juntas ¿Me estoy pareciendo a ti? Ya hasta aprendí a mentir sin titubear.

—Nos vemos —decimos al unísono.

Ojalá que no.

—¿Podemos tomar un café otro día?

Me sostienes de la muñeca, bajas la mano y me aprietas la palma. Me tiemblan los labios. Quisiera ser firme de nuevo, y no puedo.

—Claro —sonrio y me suelto de su mano. Otra mentira— será otro día.

El que espero que no llegue. Estaré ocupada.

—Cuídate.

Sonrio, le doy la espalda y camino. Camino rápido y me voy por calles que ni siquiera miro. Sólo camino y cuando respiro fuertemente, siento mis mejillas mojadas por las lágrimas. Me siento aún decepcionada de ti, de confiar, de querer, de planear tanto juntos… pero aún peor me siento por mí, que no puedo verte sin terminar de romperme. Soy una rosa cuyos pétalos quedaron tirados entre tus manos.

Me vuelvo lágrimas, agua salada. Dicen que las lágrimas de las mujeres de las nieves, al tocar el suelo, se vuelven perlas. Si me convierto en lágrimas ¿Tocaré el suelo y me volveré más fuerte? El agua salada me nutrirá y quizás, este golpe de realidad me volverá una perla, una a la que ya no podrás lastimar. Y entonces, cuando pasé un tiempo y nos volvamos a encontrar, te diré la verdad: que ya no importas más.


¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Espero de maravillas. Esta semana y debe ser de las primeras, que voy a hacer el reto de escritura ¡jo! Ni yo me lo creo. Tocaba escribir sobre decepciones y usar tres palabritas en la historia. Si es que no han pasado por el Gym para escritores, se los recomiendo ahora mismo que están a tiempo de participar en él.

He tenido este bendito sueño toda la semana, un poco más surreal que lo contado aquí, que el final siempre acaba con la protagonista llora tanto que se ahoga en sus lágrimas y cuando ya no da más, acaba convertida en perla y emergiendo a la superficie y es cuando me despierto. A ver si ahora que lo he escrito, logro soñar con algo diferente y me quito esto de encima.

Espero que lo hayan disfrutado.

¡Un abrazo!

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 5 / 5. Votos: 3

6 Comments

  1. Pire 17 noviembre, 2019 at 3:48 am

    Ha sido bastante bueno y profundo. No has dado explicaciones de a que se debe la decepción pero aun así no ha sido esencial, la sensación es tangible.

    Fue muy agradable leerte y tan duro ver como se ha aguantado de hacer tantas cosas, poniendo un escudo para evitar que vean su verdadero sentir.

    Adorable ♡

    Reply
  2. Campirela_ 17 noviembre, 2019 at 8:49 am

    Un bonito relato amiga mía lleno de emociones y bien llevado pero me acabo de dar cuenta que lo hice mal ..lo siento porque ni me entere que tenía una letras que incorporar al texto .cachi en diez vaya despiste bueno ya se queda así para otra vez prometo estar más atenta y leerlo más de una vez ..
    Gracias Roxana por la propuesta .
    Un besazo

    Reply
  3. Citu 17 noviembre, 2019 at 10:01 pm

    Me gusto el relato y si es duro ver alguien que ya no le importas. Me gusto como usas los sentimientos . Te mando un beso

    Reply
  4. El Demiurgo de Hurlingham 18 noviembre, 2019 at 9:50 am

    Bien escrito.
    Tal vez llegue pronto el momento en que pueda decir lo que verdaderamente siente.
    Besos.

    Reply
  5. Cyn Romero 18 noviembre, 2019 at 9:59 pm

    Me encantó. Creo que es muy poético, convertirse en lágrimas de perlas. El relato me trajo recuerdos de épocas bastante recientes (mi ex vive a pocas cuadras de mi nuevo depto, así que…). Entendí a la perfección a la protagonista, porque siempre es una la que se llena de sentimientos, la otra persona está lo más bien. Por suerte, el día del “ya no importas más” siempre llega. Buena historia. Un abrazo ♥

    Reply
  6. Yessy 20 noviembre, 2019 at 2:55 pm

    !Me encanta! muy profundo y desgarradoramente sincero, se me humedecieron los ojos.
    ¿Hay algo más mágico que perderse entre los abracabras de un desamor? lo digo así, porque es la única forma que nos da la oportunidad de extraer nuestras propias conclusiones con el fin de aplicar esas lecciones en el futuro.
    !Abrazo!

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *