5
(1)
¡Hola a todos! ¿Cómo están? Ya sé qué dirán. No escribe en unos días, anda desaparecida y cuando vuelve, llena el blog de entradas. Lo sé, pero tenía mucho qué publicar y si dejo que se me siga acumulando, se va a seguir acumulando y ya, que yo me conozco y me voy a un extremo o al otro, jamás al termino medio.

Al fin sigo con este reto y ya con esto, me pongo al corriente que la autora aun no ha subido nada nuevo, así que voy aprovechando a concentrarme en otros de mis pendientes. Si quieren ver el reto de esta ocasión, pueden ir justo aquí.

Había que inspirarse en el siguiente tema, así que les dejo link para que lo escuchen:



La verdad es que la canción me transmite tan poco… no me gusta en lo absoluto ni si quiera el piano y a mi que me fascina el piano. Y me fui por la sensación de vacío y desesperación, que creo que es lo único que llegue a rescatar del tema y me dediqué a escribir sobre eso. Y como ya les había presentado a algunos de estos personajes en Vícitmas del amor, les traigo otra escena de ellos.
En el amor no sabes el peso de la cruz
Cerró la puerta con fuerza. Ella estaba sola y él tenía el increíble deseo de fundirse en un abrazo interminable junto a ella. La veía desde lejos. Al principio estuvo bien, porque ella estaba con alguien más, pero luego, le valió tres soberanos pimientos eso. La quería y ese deseo era algo que no se reprimía por nada.

Y ella se negaba con palabras, pero cuando la abrazaba y la besaba, recorría su cuerpo con hambre atrasada, se daba cuenta de que ella estaba igual que él: lo deseaba, lo quería y si fuera por ellos, no saldrían de aquella oscura habitación sin importar nada.

Jota quería encerrarla y encerrarse a él mismo junto a ella. Era un deseo estúpido, una forma demasiado surrealista de vivir. Nadie era capaz de amar así. Nadie era capaz de vivir así. Y se daba cuenta, cuando repetía esas palabras, cuando escribía sus sentimientos y hacia aquellas retorcidas canciones de amor, que él podría vivir así, sin importarle nada más que Joseline, que verla a ella y escuchar como repetía su nombre hasta quedar dormida entre sus brazos.

Sus deseos y sus ganas de retenerla eran más fuertes, ya nada le importaba. Sólo tenía una cosa en mente después de todo, una sola cosa en mente: la amaba y no iba a dejar que lo dejara.

Giró la llave en la puerta, la abrazó chocando su espalda contra la pared y en medio de la oscuridad, dejaron que el deseo los abrazara sin que nada, absolutamente nada del resto del mundo les importara. Sólo estarían aquellos sentimientos, sólo ellos dos en la oscuridad, entre jadeos, sus deseos de no soltarse. Su amor, sin que fuera a escapar a ninguna parte. Nunca más.

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 5 / 5. Votos: 1

¡No hay votos! Sé el primero en decir que te gusta

6 Comments

  1. R. Crespo 1 octubre, 2016 at 3:48 pm

    ¡Hola! Realmente, lo que una canción no inspire no debe ser algo bonito ni feliz. De hecho, esta música, al menos a mí, solo me inspira cosas negativas. La verdad es que este relato te ha quedado fantástico a pesar de que no te inspiraba nada. ¡Me alegra mucho que no te rindieras! 😀

    Saludos <3

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 2 octubre, 2016 at 2:32 am

      Pues, yo creo que de la tristeza se sacan algunas alegrías también, aunque es el tema el que no me ha ido muy bien xD

      Aun así, me alegra que te haya gustado.

      ¡Un abrazo!

      Reply
  2. Kath Hartfiel 1 octubre, 2016 at 6:24 pm

    ¡Oh! Que bonita. Me ha gustado mucho. Eso de que escribas algo romántico semi sexual me sorprende y me gusta <3
    Un besito

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 2 octubre, 2016 at 2:32 am

      ¡Gracias! La verdad es que tenía ganas de probar algo diferente y con estos personajes, no me surgió nada más que eso xD

      ¡Un abrazo!

      Reply
  3. Mia Lozano 1 octubre, 2016 at 6:26 pm

    ¡pues a mi me ha encantado el relato! ¡no mientas! ¡Te has inspirado! 😛

    un besooo!

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 2 octubre, 2016 at 2:33 am

      Pues, no fue por la canción, sino por los sentimientos xD Me alegra que te gustara.

      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *