¡Hola, hola, mis amores! ¿Cómo están? Espero que de maravillas ¡hace tiempo no traía nada de éste personaje! Y es un reto bastante viejito que hice para participar en el foro La aldea oculta entre las hojas para el reto de Bellas artes. 
El reto consistía en elegir un personaje y se sorteaba una de las tantas ramas artísticas que había y debíamos escribir sobre eso.
Jiraiya — Música

De casualidad, me tocó la música, algo que me encanta junto con uno de mis personajes favoritos <3 así que, les dejo mi  aporte al reto:

Mariposas en el alma
Escribía porque era parte de la profecía.
Escribía porque tenía que cumplir con ello. Viajar, enseñarle a mi pupilo y
formarlo para traer paz. La escritura era lo mío, lo amaba, tanto así que no
existía una versión mía que no se dedicará a ello. Pero estaba ella: la música.
Y eso era realmente una parte mía.

Sus notas, las melodías revolotean en mí
como si fueran mariposas que están esperando a ser liberadas. Y cuando tomo la
guitarra, lo siento. Es como si abriera la jaula en la que han estado
encerradas y ellas salen enardecidas, con pasión, ansiando su libertad, convirtiéndose
en notas que crean esta melodía en la que voy dejando parte de mí mismo. Algo
que transmita debe ser así, debe tener todo de uno mismo para que los
sentimientos lleguen.

Me siento frustrado y ahora, por mucho que
rasgue las cuerdas no logro hacer nada. No logro encontrar la forma de decir lo
que quiero decir; de transmitirlo. Lo intento y no lo encuentro. Ni por tónica,
ni por acordes, ni por compases.

¿Y si he perdido la chispa? No siento las
mariposas revoloteando en la puntas de los dedos ni sus aleteos en mis oídos
para guiarme. No las siento.

Tomo la guitarra y paso mis manos por sus
cuerdas, acaricio su curvatura y dejo descansar mis manos en ella.

No.

Nada de nada.

Miro al frente y quedo cabizbajo enfocándome
en mis pies. A lo mejor, he culminado esta etapa.
—¡Jiraiya-sama!

De golpe quedo erguido con los ojos bien
abiertos cuando escucho su voz y la veo de cuclillas en frente de mí, con las
manos entrelazadas debajo de su barbilla.

—Jiraiya-sama ¿se siente bien? Parece triste
—sus labios se mueven y parece que está a punto de hacer puchero. Y yo sin
contener mi buen ánimo, me rio sonoramente acariciando su cabeza.

—Estoy perfecto. Sólo es un bloqueo.

Un bloqueo. Nada del otro mundo y sin
embargo, para un artista es lo más similar a la muerte. Bloqueo, la peor
palabra que puede existir.

—¿Y si lo ayudo? —La joven se había acercado
tanto que podía verla muy bien a la cara y si bajaba apenas la vista, veía su
escote perfecto ¡Un hermoso escote en V! Era una bella tentación.

Mi mano se estiró y se posó en la voluptuosa
curva de su pecho. Una sonrisa ladina se formó sobre mis labios al sentir tan
suave tacto en mis manos. Lo que no me duró mucho al verme de cara contra el
suelo al instante siguiente ¡Creo que hasta una piedra había ahí! Me froto el
ojo y me sacudo la tierra de la cara con la nariz enrojecida debido al golpe,
poniéndome de pie de un salto y viendo que Chouko se marchaba lejos de mi,
caminando embravecida.

—¡Espera, Chouko-chan! No te pongas así
—corro alcanzándola después de tomar el mango de la guitarra, apresurándome, aunque
ella sigue ignorándome.

Me dice que soy un viejo pervertido y la veo
fruncir la nariz. Se ve tan linda de esa manera que me siento embriagado por
una calidez que recorre desde la punta de mis pies hasta llegar a mi rostro.

—¡Chouko-chan! —La detengo tomándola de las
manos con entusiasmo— ¡Gracias! Te veré más tarde. Debo correr —le digo y me
voy a toda prisa hasta mi casa a sentarme a escribir.

¡Lo tengo! La melodía, las palabras. Si no
me apresuró, lo olvido ¡Bendita mujer!  Busco la tablatura y comienzo a escribir
acorde tras acorde junto con la letra, cantando en voz baja hasta que llego al
final de la canción. Tomo las hojas y las miro frente a mí ¡Están hechas! Me
siento tan feliz ¡Han regresado a mí!

Me relajo en la silla un momento ¡Estoy más
que complacido! Ahora, tan solo me falta interpretarla.

Salgo con la guitarra al hombro tarareando
la melodía que acabó de componer y voy a su encuentro. Probablemente, haya
llegado a su casa ¡Jajaja! La sorpresa que le voy a dar ahora.

Veo una luz en su ventana y doy un salto
quedando en el canto de la misma y golpeó el vidrio. Si silueta se formas
través de las cortinas y al correrlas, veo su expresión de sorpresa que
rápidamente, cambia al enojó.

—¿Qué haces aquí? Aún estoy molesta contigo.

—Te cantaré una disculpa —le digo en tono
galante trayendo la guitarra a mi pecho y comenzando la interpretación.

Tenía mariposas en el alma, pero sólo una en
mi corazón: la única que podía inspirar una canción.

 Como dato extra y como para que se entienda mejor esa frase final, Chouko, el nombre de la chica coprotagonista, significa mariposa (蝶子).

¡Un abrazo!

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos / 5. Votos:

12 Comments

  1. El Demiurgo de Hurlingham 29 enero, 2019 at 2:44 am

    Una mujer puede ser inspiradora aun rechazando a quie interpreto mal alguna señal. Como le paso al protagonista. Como reaccionará ella al escuchar lq canción?

    Besos

    Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:03 pm

      El amor tiene esto que puede inspirarnos aunque no sea correspondido. Sería interesante ver qué sucedería entonces.
      Quizás, lo escriba más adelante.
      ¡Muchos besos!

      Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:10 pm

      ¡Gracias! Me alegra que te haya parecido divertida, adoro a este personaje y se merecía algo como esto <3
      ¡Un abrazo!

      Reply
  2. Campirela_ 29 enero, 2019 at 9:22 am

    Tú historia es bella y radiante al igual que los personajes , y ese final es colosal ..
    Te deseo una linda semana donde los hados estes confabulados con vos .
    Abrazos !!.

    Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:10 pm

      Gracias <3 el final es de lo mejor, me encanta. Espero tu también tengas un bello fin de semana.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  3. Yessy kan 30 enero, 2019 at 5:09 pm

    Que lindo relato.
    Me parece que tu protagonista necesitaba desbloquearse con una musa joven llena de lozanía, eso le hizo disparar nuevamente las mariposas tan urgidas, y de paso hasta consiguió que se le incrustara una en el corazón.
    Abrazo!

    Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:11 pm

      ¡Eso mismo! Las mariposas son los disparadores del amor <3
      ¡Un abrazo!

      Reply
  4. Cath Hartfiel 6 febrero, 2019 at 10:04 pm

    ¡Hola!
    Vaya, ha estado lindo. No sabía que él era tu personaje favorito. Me ha gustado leerlo.
    Un besito

    Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:12 pm

      Jiraiya es uno de mis personajes favoritos de Naruto, junto con Kakashi <3 aunque creo que de éste último he hecho mucho más fanfics.
      ¡Un besito!

      Reply
  5. Sung 11 febrero, 2019 at 9:46 pm

    ¡Hola!

    Realmente no me esperaba la parte cómica, lograste trasmitir perfectamente los sentimientos del personaje con la música y amé mucho eso

    Saludos~

    Reply
    1. Roxanabr 22 febrero, 2019 at 9:12 pm

      Qué lindo que te haya sorprendido, que siendo Jiraiya, no podía faltar esa chispa en el fic <3
      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *