Relato juevero: Constantemente mía

¡Hola, hola, mis queridos soñadores! ¿Cómo están? Hace tiempo que no escribo nada para los relatos jueveros ¡y ahora regreso! Espero que me dure esto (?).

Esta semana nos convoca Neogeminis y nos invita a inspirarnos en la obra de Toulouse-Lautrec, un pintor francés fascinado por el circo y el cabaret, las inspiraciones de la mayoría de sus obras. Pueden leer a los compañeros y sumarse a la propuesta por aquí.

Yo elegí La clownesse Cha-U-Kao.
Constantemente mía
Ahí está de nuevo, sentada sola en la primera mesa, en frente del escenario, esperando su turno para bailar luego de tomar un receso de atender mesas y mesas llenando vasos con whisky y ron, sonriéndoles a todos los clientes y deseándoles que disfruten su trago, ofreciendo alguna otra cosa de la carta que pudieran precisar. Pero el licor es lo que piden y si pudieran elegirían a cualquiera de esas damas que suben a hacer sus bailes tan exuberantes.
Vengo a diario sólo a verla a ella. Observó su rostro y la peluca blanca que lleva adornada con moños rojos y amarillos: el color de la tentación y la advertencia. Tiene la mirada triste, de esas que necesitan transformarse a besos y mimos.

Vengo tan sólo a verla a ella. El whisky es malo, el ambiente, es peor, pero es ella. Cuando sube al escenario y revolea la falda en el aire, sonríe y le brillan los ojos. Se transforma en otra mujer, como si se acordara de llevar sus ganas de vivir sólo cuando pisa el tablón y para no desgastarlas, se las quitara al pisar el primer escalón.

Me inspira.

La quiero.

Es constantemente mía cuando la miro y sus ojos se cruzan con los míos y sonríen picaros, lanzándome besos con la mirada, baila.

Los tacones altos la hacen ver más esbelta; las medias de red son una invitación a probar su piel; la inclinación hacia delante, mostrando su prominente busto… no quiero ni pensarlo.

Ella sonríe y se toca el labio rojo con su uña larga del dedo índice. Ella lo sabe, sabe el fuego que desata, sabe el poder que tiene y sabe cómo usarlo.

Bebo de un trago el whisky haciendo un gesto de asco l dejar el vaso y me quedo hasta el final del espectáculo.
Al salir, llueve. Los charcos de agua se han formado en las calles. Me voy por el callejón y la veo salir por la puerta trasera. La tomo de la cintura: constantemente mía, siempre serás.

Me besa el cuello, rasga mi piel y bebe mi sangre. Siempre me deja en este estado lamentable. No me mata, pero no vivo, sin embargo, sigue siendo mía…

Espero lo hayan disfrutado.

¡Un abrazo!

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos / 5. Votos:

16 Comments

  1. Campirela_ 25 julio, 2019 at 7:07 am

    Que bonito relato te salió , me alegra leerte de nuevo en ellos y lo has hecho genial ..has hecho que vivamos esa emoción que a él le embarga verla bailar entre tanta gente sabe que su mirada es para él así como sus besos y su amor ..
    Olé que lindo quedó ..Un abrazo cielo y muy feliz día.

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:06 pm

      Me gusta eso de saber encontrarse entre la multitud. Un gusto leerte por aquí.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  2. El Demiurgo de Hurlingham 25 julio, 2019 at 9:23 am

    Te digo que los disfruté. Describieste muy bien las emociones del personaje por esa mujer.
    Un poco de envidia me dio, por lo que escribiste
    Besos.

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:17 pm

      Oh, me dejas muy halagada al saber eso. Muchas gracias <3
      ¡Un beso!

      Reply
  3. Moli del Canyer 25 julio, 2019 at 5:30 pm

    Pero que preciosidad! Sensual y sensible, me ha encantado, besos y bienvenida de nuevo.

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:18 pm

      ¡Gracias! ¡Qué bueno que lo disfrutaras!
      ¡Un abrazo!

      Reply
  4. Mónica Frau 25 julio, 2019 at 6:18 pm

    Vaya! No esperaba ese giro final vampiresco. De veras me sorprendió. Buena historia. Muchas gracias por participar. Un abrazo

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:18 pm

      Me gustan esa clase de giros y algo sobrenatural me daba con esto. Que gusto que lo disfrutaras y te sorprendieras.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  5. Myriam 26 julio, 2019 at 5:19 am

    Junto con Toulouse Lautrec diste vida a esta payasa cuya existencia,
    de otra manera se hubiera borrado de la historia universal, la que
    muchas veces olvidamos que se forma con la suma de seres como este.

    Besos, Roxana, me alegra que hayas participado

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:19 pm

      Muchas gracias por eso. Creo que la literatura, la pintura y el arte en general está lleno de esos personajes anónimos que reviven cuando alguien los reencuentra. Un gusto leerte.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  6. Mar 26 julio, 2019 at 12:33 pm

    Sorprendente final. Desde luego hay amores que matan (en tu relato, casi matan).. Me ha gustado mucho como describes el ambiente del cabaret.

    Bss.

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:20 pm

      Dice Sabina que los amores que matan nunca mueren ¿Será para ellos? Gracias por pasar.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  7. Citu 27 julio, 2019 at 12:23 am

    Uy es genial esa desesperación del amor no correspondido y te quedo muy bien con la inspiración. Te mando un b so y te me cuidas mucho

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:21 pm

      Me alegra, cuanta pasión hay ahí.
      ¡Un abrazo!

      Reply
  8. Yessy 28 julio, 2019 at 2:59 pm

    !Oh my god!
    Absolutamente adorable tu relato. Está lleno de pasión, amor, deseo, satisfacción y alegría.
    El final me ha parecido sutil y poético.
    Un abrazo!

    Reply
    1. Roxanabr 28 julio, 2019 at 4:37 pm

      ¡Gracias! Me gustan estos personajes, creo que daban para hacer algo así de apasionado y enérgico.
      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *