5
(1)
¡Hola a todos! ¿Cómo están? Me reintegro a la convocatoria que llevaba un par de jueves sin dar señales de vida. Y estaba a punto de no hacerlo hoy también que el tema es bastante complejito. Los invito a pasarse por el blog de San Y nacimos casualmente a que vean la propuesta y lean a los demás participantes.
El tema de la semana es darle un nuevo significado a la palabra tutoría, un nuevo enfoque de los tutores y tutorías. ¿Fácil, no? Pues, a mí me costó bastante. No fue hasta llegar a casa que tuve la idea, que la venía maquinando desde el lunes y nada.
Día
Música
—Si sabes entender esta partitura, sabrás entender la vida— le decía la abuela dejándole una hoja de ejercicios para practicar frente al piano. La muchacha nunca entendió qué es lo que quería decir la abuela. Locura de viejos, decía para sus adentro y comenzaba a practicar. Mano derecha, mano izquierda. Ambas manos.

Pasaba horas frente al piano porque para ser el mejor, hay que ser constante, practicar mucho y ser el peor durante algún tiempo hasta progresar e ir puliendo errores.

En cuanto terminaba con una, empezaba otra hoja de ejercicios de la a abuela con la misma frase en mente. No llegaba a entender qué tenía qué ver la música con la vida.

Un día, llegó al piano y no encontró la partitura de siempre. La hoja pentagramada que le escribía a diario no estaba, más, había una carpeta allí. Volteó a ver a su alrededor, como si fuera algo que no debiera hacer, abrió la carpeta y encontró una hoja escrita dentro de ella.

La vida es como la música. La música está dividida por tiempos. La vida también. Los compases son las personas y momentos que están con nosotros. Cambian, a veces se mantienen, a veces se modifican ligeramente o se renuevan por completo. El tiempo es la etapa de nuestra vida, siempre cambia porque pasamos por diferentes etapas, aun día con día, como canción a canción.

Hay tiempos para el silencio, para el allegro, para el descrescendo, para el tempo rubato. Tendrás tiempos dolente o espressivo, con forza, incluso, llegara el momento que la única solución será la fuga. Tendrás que andar a coro, pero tendrás tu solo y tu brillante también.

No todo siempre es gaudioso pero vale intentarlo, aunque el melancolico te llame de vez en cuando. Hay tiempo
siempre para el pianissimo o el fortissimo, aunque no sucedan simultáneamente, aprenderás a que todo sucede porque es parte de una obra maestra más grande, incluso el pietoso, que hará que
aprecies más el gaudioso.

Si sabes entender esa partitura, entenderás la vida. Entenderás que tú puedes dibujar esa hoja pentagramada, decidir los compases, casi en su mayoría, recuerda que una vez tengas el tiempo, es cuestión de adaptarse y no de elegir, pero de saber lidiar con ello hasta el final. Porque la coda debe ser magnífica.

Entiende la música y entiende la vida. Piensa que incluso, un acorde roto puede formar un arpeggio hermoso.

Toca siempre con brio, con amore, con dolore, con spirito. Que todo el conjunto, formará una hermosa
obra hasta el final.

Terminó de leer la nota y la guardó.Curiosa forma de ver la vida, pensó. Sin darse cuenta, estaba sonriendo al terminar de leerla, más, había otras hojas detrás de esas que no notó por concentrarse en la carta. Se sentó y las colocó al frente comenzando a tocar el Allegreto en C menor D. 915 de Schubert pensando que la vida era una hermosa canción.




Por si no lo conocen —o no lo recuerdan— les dejo arriba el allegreto por un maravilloso interprete que después de Clayderman, Paul Lewis es uno de los pianistas que más me gusta.

Espero les haya gustado.

¡Se cuidan! Y pasan una maravilloso día y unas buenas noches.

¿Te gustó la entrada?

Haz clic en los corazones ¡y vota!

Votos 5 / 5. Votos: 1

¡No hay votos! Sé el primero en decir que te gusta

18 Comments

  1. J.P. Alexander 20 enero, 2017 at 3:23 am

    A mi también me encanta Paul Lewis y te ha salido genial no sé que hubiera hecho yo con ese reto. Te mando un beso

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:52 am

      Es una maravilloso interprete, le pone mucho corazón a las canciones.

      ¡Un abrazo!

      Reply
  2. El Demiurgo de Hurlingham 20 enero, 2017 at 1:38 pm

    Curiosa e interesante forma de ver la vida. También imaginativa.
    Interesante la forma en que te sumaste a este jueves.

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:53 am

      ¡Gracias! No fue fácil encontrarle la vuelta al tema de la semana, pero me ha gustado mucho <3

      ¡Un abrazo!

      Reply
  3. San 20 enero, 2017 at 3:40 pm

    Gracias Roxana por participar y compartir, y estoy de acuerdo en que la vida a veces es como la música, tiene sus tiempos y sus distintas melodias. Has conjugado texto y música muy bien.
    Un abrazo.

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:54 am

      ¡Gracias a ti por proponerlo! <3 Me alegra que te haya gustado la combinación de ambos.

      ¡Un abrazo!

      Reply
  4. Neogéminis Mónica Frau 20 enero, 2017 at 5:50 pm

    Preciosa manera de darle una lección sobre la vida! Armoniosa y sutil y tan potente en su mensaje que sin dudas la recordará para siempre. Hermosa historia y muy bien musicalizada. Un abrazo

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:54 am

      ¿Verdad que sí? No hay mejor forma de decir las cosas que con música <3 Me alegra que pensemos igual.

      ¡Un abrazo!

      Reply
  5. Charo 20 enero, 2017 at 7:59 pm

    Me ha encantado el paralelismo que se establece entre la música y la vida. Ha sido muy original tu manera de interpretar la consigna. Se nota que entiendes de música, yo sin embargo no entiendo nada aunque sé lo que me gusta y lo que no…¿será por eso que no entiendo muy bien la vida, aunque sepa lo que me gusta y lo que no?.
    Te felicito por tu relato.
    Un beso

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:55 am

      ¡Gracias! Yo además, creo que de entender la música, hay que saber sentirla y vivirla en carne propia, que saber tecnicismos no es suficiente si no se ve la verdadera esencia que hay en todo ello también.

      ¡Un abrazo!

      Reply
  6. Carmen Andújar 20 enero, 2017 at 9:41 pm

    Me gustó esa lección de vida a través de la música.
    Un abrazo

    Reply
  7. Juan Carlos Celorio 20 enero, 2017 at 11:01 pm

    Sabes que lo que pensaba decir es justamente lo que dijo Carmen, pero ella en pocas líneas y a mi me costaría.
    Así que lo que te digo es que, como amante de la música, me gusta mucho como la comparas con la vida. Creo que es una gran lección y hay una preciosa invitación a vivir de modo independiente, a crear.
    Muy bueno Roxana. Besos.

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 21 enero, 2017 at 4:56 am

      ¡Exacto! Es vivir de manera independiente y a gusto de cada uno, disfrutando siempre de todo. me alegro que te haya gustado <3

      ¡Un abrazo!

      Reply
  8. Kath Hartfiel 21 enero, 2017 at 12:30 pm

    Oii que bonito, me ha gustado.
    <3
    un besito

    pd: Clayderman me encanta

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 22 enero, 2017 at 2:39 am

      Gracias, me alegra que te haya gustado. Clayderman es un xcelente interprete <<3

      ¡Un abrazo!

      Reply
  9. Yessy kan 22 enero, 2017 at 1:55 am

    !Que original relato! La música es la transmisión de emociones y sentimientos a las personas. De ahí la maravillosa lección para tu protagonista. Me encanta Paul Lewis, es muy talentoso.

    Reply
    1. Roxana B Rodriguez 22 enero, 2017 at 2:40 am

      ¡Totalmente de acuerdo! La música es también una forma de vida.

      ¡Un abrazo!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *